Fofuchas planas y tridimensionales

Fofucha en varias dimensiones

Fofucha en varias dimensiones

Las divertidas muñecas Fofuchas tienen una amplia manera de realizarse, cuidando siempre de mantener algunas de sus características esenciales, entre ellas su vivacidad y ternura. Un modo interesante de hacerlas es combinando partes planas con otras tridimensionales para apliques decorativos sencillos pero a la vez ¡sensacionales!

Fofuchas tridimensionales con brazos planos

En las muñecas Fofuchas de tres dimensiones es común ver que sus extremidades superiores sean planas, es decir, que no son elaboradas con rellenos ni enrollando la goma eva a alambres para darles más volumen. Se recomienda hacer así los brazos de las muñecas Fofuchas en los casos en que llevan articulados en ellos otros objetos que también son planos.

Fofuchas planas con pies, cabeza y accesorios tridimensionales

En éste caso es muy particular la manera en que vas a trabajar a tu muñeca Fofucha. Se recomienda para el trabajo en superficies de pórex para hacer carteleras o anuncios divertidos. Para ejemplificarlo, en el caso de un cartel de un Fofucho futbolista, puedes hacer su cuerpo plano, pero la cabecita deberás armarla con media bola de pórex forrada con goma eva termoformada; si a esto le añades un balón de fútbol realizado también con la mitad de una bola de pórex, obtendrás sin duda alguna una versión espectacular de nuestras lindas Fofuchas. En éste caso, la técnica de adhesión igual, con silicona caliente garantizará que quede bien pegado tanto en sus partes, como a la superficie plana de pórex.

Otra técnica para Fofuchas planas

Otra de las técnicas empleadas para darle un aspecto tridimensional a las Fofuchas planas, es elaborar una base de la figura completa en goma eva negra, un poco más grande que las partes que la constituirán, y armar sobre ella tu muñeca. Conforme vayas pegando cada una de las partes de la figura, observarás que te quedará un contorno negro que le otorgará profundidad.

, , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario